La Paz reúne, en diez encuentros, a pacientes de ayer y de hoy para intercambiar experiencias


El proyecto “Unidos por la Vida” está enmarcado en el 50 aniversario del Hospital Materno-Infantil
Este es un hito más del Plan de Humanización que ya puso en marcha el hospital madrileño en sus inicios
El Hospital Universitario La Paz ha presentado el proyecto “Unidos por la Vida”, que ha servido para llevar a cabo una serie de encuentros entre pacientes de ayer y de hoy. Una iniciativa enmarcada en el Plan de Humanización del centro y en las actividades conmemorativas del 50 Aniversario del Hospital Materno- Infantil. Tras un año de trabajo, el proyecto se ha materializado en un libro, un video y una exposición
fotográfica.

Los niños que a lo largo de los años han ido pasando por el Hospital La Paz, hoy son adultos. “Unidos por la Vida” ha traído a algunos de ellos de nuevo al hospital con sus familias para compartir sus recuerdos y experiencias vividas con otros que hoy son pacientes, también acompañados por sus padres. Profesionales médicos y de enfermería de los distintos servicios han sido testigos de estas emotivas y enriquecedoras reuniones.
En total se han celebrado diez encuentros correspondientes a los servicios pediátricos de Hemato–Oncología, Hepatología, Nefrología, Oftalmología, Cirugía, Neurología, Pediatría Hospitalaria y Enfermedades Infecciosas y Tropicales, Neonatología, Cardiología y
Gastroenterología.

Enfermedad, vida y esperanza
En estos encuentros han sido protagonistas más de 65 personas cuyos sentimientos, recuerdos y vivencias se recogen en el libro “Unidos por la Vida” con más más de 140 fotografías y 50 testimonios. También se han producido dos vídeos y una exposición fotográfica que refleja este reencuentro con la enfermedad, la vida y la esperanza y que se podrá visitar, a partir de hoy, en el vestíbulo principal del Hospital Materno-Infantil.

Los padres de los pequeños pacientes del hospital han podido compartir experiencias, con una gran ilusión y expectación, al escuchar de primera mano el testimonio de otros padres que hace años vivieron una situación tan difícil como es la enfermedad de un hijo. Para los pacientes adultos, regresar al hospital para encontrarse con niños que ahora pasan por la misma experiencia que ellos vivieron, también ha sido emocionante y muy enriquecedor.